Centroamérica pide ayuda externa tras el paso de “Iota” y “Eta”


La reconstrucción por los daños en Centroamérica y particularmente en Honduras tras el paso de las tormentas tropicales “Eta” e “Iota”, llevará varios años y dependerá en gran medida de la ayuda internacional que puedan recibir las naciones de esa región.

Aún no hay cifras oficiales sobre el monto que sumarían los daños a la infraestructura, lo que se podría conocer en unos días, cuando concluya la evaluación que inició la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), bajo la metodología de reporte de pérdidas.

En Honduras, el presidente Juan Orlando Hernández dijo que el informe de la Cepal estaría listo en unas tres semanas y será presentado a la comunidad internacional para que ayude al país a levantarse, como lo hizo en 1999, luego del paso devastador del huracán “Mitch”, cerrando octubre y la primera semana de noviembre de 1998.

Los dos fenómenos naturales, que antes fueron poderosos huracanes categoría 4 (Eta) y 5 (Iota) al entrar a Nicaragua, país que con Honduras y Guatemala fueron los más afectados de Centroamérica, dejaron a miles de hondureños anegados entre aguas pestilentes, lodo y todo tipo de basura.

De acuerdo con la Cruz Roja Internacional, unas 4.2 millones de personas fueron afectadas por ambos huracanes en esas tres naciones. Cientos de miles se encuentran en albergues o campamentos informales en toda la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *