Establecimientos diferentes al ramo alimenticio permanecieron cerrados en San Mateo │ elsiglocomve


Los comercios de Turmero y San Mateo, así como de toda la geografía regional, cerraron otra dura semana de restricciones de ventas bajas, y se preparan para la nueva semana de radicalización desde mañana.

Turmereños salieron a comprar

Bajo estrictas normas de seguridad los establecimientos comerciales de los municipios Mariño y Bolívar abrieron sus puertas para vender alimentos a la población, cumpliendo con las normas sanitarias para evitar la propagación del Covid-19.

En un recorrido realizado por ambas jurisdicciones se pudo apreciar a las personas transitando por el área comercial, la mayoría respetando las normas y el uso del tapaboca, sin embargo algunas personas caminaban libremente sin ninguna protección.

Luis Ruiz, comerciante del municipio Mariño dijo, “en mi negocio han llegado muchas personas sin el tapaboca y no le hemos permitido el acceso por más que supliquen, ya que debemos cuidarnos unos a otros y si los comerciantes permitimos que irrespeten las normas sanitarias estaríamos contribuyendo a que se propague el virus. Otro de los inconvenientes que he tenido en mi negocio es que algunas personas se molestan porque no quieren usar el gel y sin echarse el gel tampoco podrán entrar al negocio”.

Explicó que los habitantes deben entender que en estos momentos lo más importante es la salud de todos, al mismo tiempo exhortó a sus colegas comerciantes para que hagan cumplir las normas dentro de sus negocios, recodándoles que es muy fácil contagiarse con el coronavirus si no se respetan las normas sanitarias establecidas.

Para Camila Osta, dueña de un mini abasto en San Mateo, cumplir con las normas para evitar la propagación del coronavirus es fundamental. “Gracias a Dios los sanmateanos hemos entendido que esta enfermedad no es un juego y han cumplido con el uso del tapaboca, e incluso muchas de las personas que vienen a hacer sus compras y se desinfectan al entrar y salir del establecimiento, es cuestión de conciencia, querer cuidarse y cuidar a los demás”.

Mencionó que los consumidores se han puesto sus propios horarios y no se ve congestionamiento en los comercios, pues salen a diferentes horas para no aglomerarse en la zona comercial.

IRIOS MÉNDEZ | el siglo
fotos | JOEL ZAPATA